Vida

Mi vida se desaparece
En mi oscura pesadilla,
No estás en mi almohada
Pero si a su lado
Mientras yo vivo en el pasado.
Te lo digo con desilusión
Mi vida no es una oración
Soy un estúpido
Que al final ha peleado
Por un mundo equivocado.
Mi egoísmo se ha ido
Lo estaba atesorando
Pero me han ensenado
A volver a ser amado.
Esta noche en mi cama
Mi mente ha sido liberada
Por algo más importante
Que aquel invierno apasionante.
Me tengo que ir
Esta vez he mutado
Me he convertido en su dolor
Y lo he hecho en nombre de su amor

Tú eres mi única verdad,
Vida de dónde vienes,
Vida quien eres,
Vida a donde iras,
Pero el partir nunca jamás.
Belleza debajo de mi manto
En mi pecho reposando
Mil caricias disfrutando
Y aun así no se si soy amado.
  – Por: A. Palacios
                                                                                                                                           – Editada y revisada por: Armando

Reflexión del autor

Esta es solo una introducción en la mente de un amante confundido, es difícil el saber cuándo rendirse, cuando aceptar una nueva oportunidad, reconocer a tiempo que estás enamorado, pero hay que ser realista en ocasiones no estamos enamorados pero si profundamente perdidos en el deseo, y el deseo es peligroso, puedes llegar a perder tu dignidad, la cabeza y sin sugerencias algo más.

Algunos hemos pasado por esto, en donde convertimos el deseo en un pasatiempo obsesivo, nos volvemos de mente simple, con objetivos simples, su cuerpo, su tiempo y su espacio, no un poco si no todo, en ese momento mi querido amig@ te has convertido en alguien enfermo y me haces favor de pasar al Psicólogo más cercano, o cuéntaselo a quien más confianza le tengas. La obsesión la podemos obtener estando solos, teniendo pareja o estando casados, no es limitada a una relación heterogénea, tampoco a cantidad, ni raza, si sabes a lo que me refiero. Es algo difícil de pelear si se está solo o si no se confía en nadie. Lo siento pero es una enfermedad, lo sé porque alguna vez la tuve y creo que no estoy solo aquí. El punto es que en ese momento no nos damos cuenta, pero podemos dejar ir a alguien que nos ama de verdad solo por un momento de adrenalina y pasión, pero algunos diremos que es todo lo que queremos y es válido, solo que ya nos daremos cuenta que nos estamos aislando, coqueteando con la soledad, podemos incluso dejar ir el verdadero amor por una simple calentura; dicen que no sabes que eres adicto hasta que pruebas, pues abre la ventana de tu casa y mira a ese vagabundo y si tienes valor pregúntale su historia, que no te asombre que haya empezado como la tuya.

Pero este es solo uno de los significados del poema, de hecho el principal es el amar y el no ser correspondido y cómo lidiar con el recuerdo, con el sentimiento arraigado en nuestros corazones. Se tienen que tomar decisiones, y vivir con las consecuencias, vamos a cometer errores, pero hay que aprender y aceptarlos, y aún más importante hay que valorar el presente y a los que nos aman, no los podemos engañar, no debemos mentirles, ni mentirnos a nosotros mismos, pero si debemos de tomar una decisión y vivir con ella, hacernos responsables de nuestra felicidad y de la de alguien más y con mucho esfuerzo formar una familia.

Si escribiera un poema como se me viene a la mente, creo que ni yo lo entendería, son tantas las emociones y tan pocas las palabras, tan escasos los versos, tan fuertes los recuerdos. En esta lectura no hay respuestas, la respuesta la tienes tú, en tu corazón.

A. Palacios

 

Publicado el

9 octubre, 2015

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Shares