No quiero que pienses que quería partir, el destino lo decidió, mi intención era el protegerte por siempre, el vivir juntos y morir juntos.

Ahora me dan celos del aire y de la lluvia que te abraza, ahora formo parte del mar que admiras por las mañanas y de la tierra que te mantiene de pie. Cuando pienses en mí, mira hacia el cielo, ahí voy a estar para ti cuando lo necesites, seré la nube que te de sombra en los días sin esperanza, la estrella que te guie y el sol que ilumine tu sonrisa.

Sé que en este momento el dolor te impide el darte cuenta lo que significas para mí,  pero me hiciste feliz, y gracias a ti conocí el amor.

No pierdas el tiempo en lo que pudo ser, porque tarde o temprano estaremos juntos, con el permiso de Dios.

Tal vez es mucho pedirte, pero no te preguntes Porque, tampoco reniegues, te prometo que estaremos juntos. Por favor no pierdas la fe, sé que estas llorando, que no puedes dormir, que piensas en lo que pudo ser, créeme que entiendo tu desesperación y tu dolor, porque quisiera el poder levantarme y abrazarte fuertemente, consolidarte y llenarte de amor.

Esta despedida no es fácil, probablemente estés leyendo esto en alguna esquina o encerrada en nuestro cuarto, me lastima el saber que estés triste pero también sé que nada de lo que hubiera hecho habría sido suficiente para mitigar el adiós. Pero sin ninguna duda sé que eres fuerte, además tienes una gran actitud hacia la vida, pero ante todo eres una gran mujer y sé que saldrás adelante.

Te amo, no habrá ningún espacio en mi mente en el que no lleve tu imagen y las memorias de nuestro amor. El pensar en ti me llenara de suspiros, y cada noche me llenaras de calor al meditar en las tiernas caricias que me dedicaste bajo la luz de la luna, cada beso que me diste será una estrella de luz en mi alma, tus palabras de amor mantendrán nuestro amor vivo, mas allá de la eternidad.

Tal vez es mucho pedirte pero no te preguntes porque, no reniegues con Dios, porque te prometo que estaremos juntos, nuestra fe nos reuniera de nuevo.

Pero no soy egoísta, quiero que seas feliz, por eso sé que en este mismo momento necesitas de alguien que te escuche y te de tranquilidad. Si encuentras a alguien que te amé como yo te amo, no te culpare y estaré dispuesto a dejarte ir. No te preguntes por qué pienso así, lo único que importa es que estés bien, lo único que deseo en este momento es ver de nuevo tu sonrisa, verte levantar y convertirte en la mejor persona que jamás hubieras imaginado, sé que algún día realizaras nuestros sueños, yo desde aquí estaré orgulloso de cada paso que des.

La muerte no existe para mí, porque sé que me amas, moriré cuando me olvides. Si puedes recordarme, siempre estaré contigo. Yo nunca te olvidare, porque te necesito a mi lado.

– Por: A Palacios
– Editada y revisada por: Armando
Skills

Posted on

9 octubre, 2015

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shares