Siempre Contigo

, ,

No espero una carta de amor,
mucho menos que me susurres poemas al o
ído,
tu manera de expresar que me amas es diferente en todos los sentidos,
tus caricias  me hacen sentir mejor que cualquier frase que jamás se hubiese inventado,
tus besos  me hacen sentir amado, tu mirada delata el miedo que tienes de perderme, cada noche tu cuerpo me hace saber que me deseas y por la forma en que me abrazas puedo reconocer tus celos de la misma distancia. Tal vez seré conformista pero mi mejor regalo es tu felicidad, o a lo mejor soy tu peor narcisista, pero lo quiero todo, y es que te amo demasiado que nunca tengo suficiente de ti.

Quiero que entiendas amor lo que representas para mí,  que siempre estás en mis pensamientos, que te amo desde tu primer sonrisa, así es, mi mejor momento del día eres tú, el que estés ahí para mí, tal vez porque lo eres todo desde nuestro primer día juntos, por si fuera poco la forma en que posees mi cuerpo me alimenta de tu esencia y me hunde aún más en este vicio sin retorno que es el néctar de tu amor. 

Dime que quieres de mí, que ya no te pertenezca porque yo no lo sé,
 tienes mis ilusiones, mis días, mis noches, mis recuerdos, mi presente y mi futuro.

 Es verdad a veces lloro, pero es de felicidad por tenerte a mi lado.
Me preguntas si te extraño, pero amor, como he de extrañar a quien no se deja de pensar, dime si en algún momento mi corazón te ha abandonado,  en verdad él te pertenece y siempre estará contigo. Gracias a ti mi felicidad es plena.

Por A. Palacios

Reflexión del Autor

Es muy hermoso enamorarse, sobre todo cuando estas en esa etapa en la poco a poco te das cuenta que lo has entregado todo, aquí es cuando de repente te sientes vulnerable porque estás pasando de ser una persona independiente y tal vez egoísta, a una que depende hasta cierto punto física y sentimentalmente de alguien más,  sonríes y no sabes porque, mueres por verla, y por tenerla a tu lado una vez más Pero que pasa, poco a poco, te empiezas a sentir más cómodo y sabes que no solo amas si no también eres amado, y tu cuerpo es el causante de un torrente de deseo en la mente de alguien más; tu autoestima se va alimentando con cada detalle de amor, pero que rico es vivir alucinado, cuando incluso pasan cosas malas a tu alrededor o cometes un error y simplemente al mismo tiempo no pasa nada, bendito ese estado mental en el que nada te afecta y simplemente eres feliz, decides tomar la responsabilidad de hacer feliz a alguien más, porque todo lo quieres de él/ella, su amor, sus besos, sus caricias, su atención, una llamada, un texto, un simple mensaje, y esas enormes ganas de hacer el amor. Si, así es, que hermoso es el amar y el ser correspondido.

Skills

Posted on

13 enero, 2016

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shares